Bookmark and Share

  Compartir

 

Grijorij Efimovich, mejor conocido como Rasputín (apodo que recibiría por sus escándalos) que quiere decir "El libertino" o "El depravado" y conocido después como "El Monje Loco", nació en Pokrovskole en 1872. Rasputín fue hijo de una familia campesina llamada Novyh, y durante sus primeros años llevó una vida muy licenciosa, tenía fama en su lugar de origen, la apariencia que pretendía darse era la de Jesús y de sanador mediante el rezo.

Rasputín fue un curioso personaje que entra a la historia de manera insospechada. Después de sus experiencias en la secta de Los flagelantes, entraría en contacto con la familia de los Romanov, Zares de Rusia.

Rasputín creció de forma salvaje en los campos de Siberia no contando con ninguna formación académica y desde muy joven se dedicó arobar ganado. Desde joven recurrió a los vicios sexuales de las orgias, y se alistó a una secta de rancia ortodoxia dominante de la región natal de Gregory, llamada los Christy, los fragelantes, quienes predicaban que solo mediante el dolor era posible llegar a la fe verdadera. Esta secta las practicaba fiestas y orgías constantes de las cuáles Rasputín se convirtió en un acérrimo integrante.

Rasputín llevaba en su juventud la vida típica de un campesino siberiano, hasta que comenzó a cambiar. Era un hombre muy alto de estatura, de hábil y elocuente poder oratorio, personalidad abrumadora, de aspecto un tanto tosco, grosero a veces, violento, tenía una mirada muy penetrante y era poseedor de un profundo carisma. Amaba y odiaba efusivamente. Así mismo, Rasputín era un actor soberbio y convincente, se sabía poseedor de estas habilidades y las usó inteligentemente en su provecho.

En su época había rumores de que era una persona licenciosa y de que se le había visto numerosas veces borracho y en compañía de prostitutas. Sus relaciones con sus discípulos, sus visitas de alcoba, en su mayoría mujeres de la alta sociedad rusa, también eran polémicas. Una de sus máximas era:"Se deben de cometer los pecados más atroces, porque Dios sentirá un mayor agrado al perdonar a los grandes pecadores". Sin embargo los historiadores no han encontrado pruebas concluyentes que afirmen esta vida licenciosa.

Durante su juventud Rasputín, vivió entre orgías y prostitutas, aunque llegó a casarse y tener 4 hijos. Con el tiempo cobró fama de curador, adivino y místico.

Los viajes de Rasputín

A los diecinueve años se casó con Proskovia Fiódorovna, de la que tuvo cuatro hijos oficiales, aunque se cree que tuvo muchos más con las diferentes amantes que tuvo. A la edad de 30 años fue expulsado por el nuevo gobernante de Pokróskole a causa de sus numerosos escándalos.

El Zar Nicolás II y su esposa la zarina Alejandra Fédorovna, quien al ser testigo de la curación de su hijo por Rasputín, cayó bajo su poderosa influencia.

Durante esta peregrinación, Rasputín vivió de las donaciones de los campesinos que encontraba a su paso; se le consideraba un místico y se le atribuía el poder de curar enfermedades y predecir el futuro. Rasputín estuvo dos años viajando por tierras eslavas, Grecia y Tierra Santa. Aprendió mucho de historia, esoterismo, teosofía, viejas religiones y tradiciones. Rasputín también consiguió hipnotizar a la gente solo con la mirada, curar enfermedades y vaticinar hechos futuros. También recorrió gran parte de Rusia predicando la salvación por el arrepentimiento.

Rasputín y los Romanov

En San Petersburgo fue protegido por el gran Nikolaevie y la gran duquesa Militsa (1904), y logró introducirse en la intimidad de la familia imperial, al conocer a la esposa del Zar, Alejandra Fiódorovna (1907), quien ya era conocedora de sus poderes curativos. Encargado de aliviar la hemofilia del zarevic Alexis, sobre el que eferció una influencia hipnótica, consiguió ganarse la voluntad de la zarina Alejandra Fédorovna y de Nicolás II, hasta convertirse en el verdadero dirigente de la corte imperial (1911). Su influencia en los asuntos eclesiásticos se extendió a la política al comenzar la Gran Guerra (1914). Sus excesos alcohólicos y sus orgías escandalosas alarmaron a la nobleza, especialmente por su perniciosa influencia en la política. Aunque influyó en una aproximación hacia Alemania, sin embargo no pudo comprobarse que fuera un agente secreto de ésta. Este hecho fue muy desastroso para la permanencia del régimen zarista durante la ausencia del Zar Nicolás II.

Investido de un inmenso poder, Rasputín designó a muchos altos funcionarios del gobierno, aunque la mayoría incompetentes. A principios de la Primera Guerra Mundial, Rusia atravesaba un momento crítico. El zar Nicolás II asumió el mando del ejército y Rasputín se hizo con el control absoluto del gobierno. Su profunda influencia en la corte imperial escandalizaba a la opinión pública; además, su comportamiento le daba mala reputación y sus orgías eran bien conocidas por el pueblo, que ya en ese entonces se dirigía a Rasputín con el apodo de El Monje Loco.

La extraña muerte de Rasputín

Ante el descrédito en que Rasputín estaba sumiendo a la monarquía y la iglesia a causa de sus controvertidas orgías, su posible identidad como espía de alemania, su gran influencia en Alejandra Fédorovna y en general en los Romanov, varios aristócratas comenzaron a odiarle y encabezados por el príncipe Félix Yusupov, conspiraron para asesinar a Rasputín. Y en uno de los asesinatos más extraños y controvertidos de la historia, Yusupov dio muerte a Rasputín en el año de 1916 primero intentando proveerle cianuro en su bebida, más al no observar resultado, disparole a Rasputín no pudiendo aún acabar con su vida, de manera que después tuvieron que golpearlo fuertemente en la cabeza, también se dice que fue castrado y después arrojado al río Neva. Luego se comprobó que Rasputín había muerto ahogado. Rasputín fue exhumado, más tarde e incinerado por orden del Gobierno provisional. Se dice que el pene de Rasputín que le fue cortado, es conservado en un museo de San Petersburgo y que mide más aproximadamente 28.5 cm.

Rasputín tuvo una vida fuera de lo común, y no menos común fue su muerte, ya que tuvo que ser envenenado, herido por balas, golpeado en la cabeza y tirado al río, para morir.

Según un relato biográfico redactado por su propia hija, se afirma que el príncipe Yussupov también violó a Rasputín ayudado por sus cómplices, antes de disparle. No contentos con ello, uno de los asesinos lo castró y arrojó a un rincón el pene. Después uno de los sirvientes lo recogió y lo llevaría consigo en su precipitada huida a París.

Así mismo Rasputín es considerado como uno de los responsables del descontento que terminó por provocar el estallido de la Revolución Rusa un año después y la consiguiente caída de la monarquía.

Las profecías de Rasputín

Al igual que Nostradamos, Rasputín escribió una serie de predicciones expresadas en su propio leguaje y sobre todo tipo de asuntos. A continuación se exponen tres: una sobre medio ambiente, otra sobre religión, y otra sobre política.

Medio Ambiente:

"El aire que hoy desciende a nuestros pulmones para llevar la vida, llevará un día la muerte. Y llegará el día en que no habrá montaña ni colina; no habrá mar ni lago que no sean envueltos por el hálito fétido de la Muerte. Y todos los hombres respirarán la Muerte, y todos los hombres morirán a causa de los venenos suspendidos en el aire"

Religión:

"Mahoma dejará su casa, recorriendo el camino de los padres. Y las guerras estallarán como temporales de verano, abatiendo plantas y desbastando campos, hasta el día en que se descubrirá que la palabra de Dios es una aunque sea pronunciada en lenguas distintas. Entonces la mesa será única, como único será el pan"

Política:

"Y cuando los dos fuegos sean apagados, un tercer fuego quemará las cenizas. Pocos hombres y pocas cosas quedarán; pero lo que quede deberá ser sometido a una nueva purificación, antes de entrar en el nuevo paraíso terrestre"

Artículos Interesantes:

El Marqués de Sade - Samael Aun Weor - Eliphas Lévi -  Charles Manson - Dorangel Vargas  -  Experimento ruso del perro sin cabeza - Experimento Zimbardo -  El Cibersexo - Garganta Profunda 1972 - Gridcore Elizabeth Báthory - El Bafomet y el Pentagrama - Henri Désiré Landrú - Rasputin -

Tabla de Contenido.